Aprenda a definir el mejor horario para el envío de e-mail marketing

como saber la hora cierta para enviar su email marketing

This content is also available in: Português English

Uno de los principales secretos de la conversión del e-mail de marketing está relacionado a la hora del envío.

ESTRATEGIAS DE E-MAIL MARKETING – Si estás leyendo este artículo es porque, probablemente, quieres aumentar la tasa de engagement en tu e-mail marketing y acertar em lleno el horario de mejor interacción de los destinatarios hace parte (pero no solamente) de los factores que aumentan tus tasas de apertura.

El hecho es que, invariablemente, buscamos una respuesta simple y directa, con el mejor día y el mejor horario para el envío del e-mail marketing. Pero eso sería una total incoherencia.

Cuidado con las recetas infalibles

Imagina el siguiente escenario: aceptas la máxima del mercado que dice que los mejores días para el envío de e-mails de marketing son los martes y los jueves, y el mejor horario es a las 10 de la mañana de estos días.

Muy bien. Teniendo esa idea infalible (y todo el mercado que leyó el mismo artículo con los datos prometedores) resuelves realizar los envíos de todas las campañas en un martes a las 10 de la mañana.

Los envíos quedarían más lentos y, en consecuencia, habría muchos bloqueos de campañas, fallas de conexión y problemas de timeout, ocasionando un retraso en las entregas y una caída de resultados.

Aunque todos los e-mails se entreguen, habría una inundación de nuevos mensajes de los destinatarios (después de todo, un mismo destinatario puede estar presente en las bases de envíos de varios remitentes). Esto ocasionaría un proceso de deleción masiva de e-mails, ya que los destinatarios irian priorizar la lectura de lo que considerasen más importantes

Tendencia no es regla, sino dirección

Obviamente, hay varias investigaciones que defienden que el mayor número de interacciones ocurre, realmente, entre el martes y el jueves, entre las 08 y las 10 de la mañana. Es sabido en el mercado que normalmente las personas, en general, abren sus e-mails por la mañana. Eso es una tendencia.

Sin embargo, la tendencia se refiere al grupo general y es susceptible a decenas de factores que influencian la fluctuación de este escenario.

Vea, por ejemplo, si citamos la  encuesta da Adobe, que afirma que el número de horas dedicadas a la lectura de e-mails llega a 5,4 horas (3,3 horas para trabajar y 2,1 horas para e-mails personales) , entendemos que este comportamiento no se resume sólo a las primeras horas de la mañana.

Además, hoy tenemos los dispositivos móviles. En un entorno competitivo y conectado, los e-mails de trabajo son leidos durante todo el día, utilizando diversos dispositivos. Esto no quedaría restringido al horario de 8 a 10 de la mañana.

La encuesta de Deloitte mobile consumer survey, de 2016, afirma que el 40% de los consumidores chequean sus teléfonos hasta 5 minutos después de despertarse, 30% hasta 5 minutos antes de irse a dormir, y el 50% en medio de la noche! Esto coincide, incluso, con estudios que apuntan buenas tasas de conversión durante la madrugada.

¿Qué tal salir de lo obvio?

Un universo de posibilidades se abre cuando estos datos se colocan en la mesa y se analizan fríamente. El hecho es que, aunque hayan muchas interacciones en el período de 8 a 10 de la mañana, e-mails son leidos durante todo el día (y parte de la madrugada también). Experimentar interacciones en horarios alternativos a lo mainstream puede resultar en una sorpresa positiva para el negocio.

Foco en tu histórico y público

Entender las necesidades de tu público, cómo interactúa, como funciona con el mercado en el que está insertado, y cuál es su historico de engagement  y conversión en sus acciones anteriores ayuda a determinar las correcciones de rumbo y ajustes en las próximas campañas de e-mail marketing.

El comportamiento del público y sus preferencias afectan directamente a la forma como ellos interactúan en el e-mail marketing .

Un e-mail destinado a B2B no tendría un buen resultado si se envió el viernes por la tarde (probablemente). Pero, ¿y un e-mail relacionado con el entretenimiento?, ¿Como un evento, una carrera, exposición, etc?, ¿Un voucher de descuento? Tal vez estos e-mails tendrian mucha más audiencia en un horario de envío alternativo, porque la inminencia del evento hace el contenido del e-mail más relevante.

¿Te das cuenta cómo el público, el día, el horario y el contenido están íntimamente vinculados?

Mirá este interesante gráfico de MailChimp (recomendamos también la lectura de la encuesta de ellos – es my interessante) y nota cómo pueden haber tipos de campañas que tienen mejores resultados en horarios y días alternativos.

MailChimp apresenta destinatários cujos dias bons para envio são finais de semana

Historial de Interacciones y Segmentación

Aprovecha para acompañar tus propios históricos de interacciones. Sin duda indicarán resultados que hacen toda la diferencia para tu planificación de día y hora.

Vea esta imagen de un consolidado de engagements  por hora en campañas en la herramienta de envío Email2b:

Consolidado de Engajamento por Hora

Vea cómo hay más de un horario pico de interacciones en las campañas y ellos huyen a la regla de los envíos matinales.

Puedes aprovechar este tipo de datos para reprogramar tu e-mail marketing en horarios más adecuados al comportamiento de tu público y también segmentar tus envíos en más de un horario. Sí, una misma campaña dividida en horarios diferentes para atender con más grado de acierto a tus destinatarios. ¿Bueno, no?

Como todo en e-mail marketing, no hay una receta que funcione para todo el mundo de la misma manera. Existen, por supuesto, tendencias y casos de éxito, que nos ayudan a orientar mejor nuestras propias estrategias. Estos números e información son como una brújula. Pero, entender cómo segmentos específicos del mercado reaccionan a estímulos diferentes nos permite realizar el ajuste fino de esas estrategias para obtener los mejores resultados

 

Share this post