Conozca los tipos de email que destruyen su reputación

This content is also available in: Português English

Mantente atento: además de e-mails no válidos, otros tipos de emails pueden acabar con tus campañas.

 [Gestión de Bases de E-mails] Hard Bounces son malos para tu reputación debido a que causan bloqueos en los proveedores y también en los remitentes de e-mail. Sin embargo, hay varios otros e-mails que, aunque no son necesariamente válidos, pueden perjudicar tus campañas y reducir tus tasas de entrega, o incluso generar severos bloqueos.

Es importante conocer estos e-mails y, en este artículo, vamos a presentarlos

En este artículo, verás:

  • Spamtraps;
  • E-mails descartables (disposable emails);
  • Scraped e-mails
  • Direcciones genéricas;
  • E-mails sin engagement desde hace mucho tiempo;
  • Junk e-mails;
  • E-mails de sistema (transaccional, system, no responder, noreply, etc.);
  • E-mails con historial de bloqueos.

 

1- Spamtraps

Tal vez nunca hays oído hablar de los  spamtraps, pero ellos son muy perjudiciales para tu e-mail marketing. ¿Quién sabe no posees algunas de estas direcciones en tu base?

En términos prácticos, spamtraps (e-mails trampa)  son direcciones reales de e-mails utilizados con el objetivo de identificar y sancionar a los remitentes de spam.

Recuerde que hoy en día el spam ya no se caracteriza por los envíos de mensajes no solicitados, sino también por los mensajes inoportunos o excesivos. Por lo tanto, tu base puede tener, sí, direcciones de spamtraps

Tipos de Spamtraps

Existen dos tipos de spamtraps en el escenario actual de email marketing. Cada uno de ellos tiene un propósito y un modo de operación. Los gestores de marketing digital necesitan  evitar, a toda costa, la existencia de esas direcciones en sus bases:

Nuevos spamtraps

Son nuevas direcciones de e-mails, creados por los proveedores (como Hotmail) y blacklists (como Spamhaus) y dispersos por sitios web, foros, etc., para que sean encontrados por los spammers a través de harvesting y ataques de diccionario.

Harvesting (Cosecha) es cuando alguien utiliza un bot (software de automatización) con el fin de investigar la Internet, buscando direcciones de e-mails en los sítios,  blogs, foros, etc. Encontrando estos e-mails, se almacenan en una base de datos.

Para saber que es un ataque de diccionario, vea abajo, el número 2, Scraped emails.

Lo interesante sobre los spamtraps es que fueron creados para este fin, es decir, nunca han tenido usuarios reales como sus propietarios y tampoco se utilizaron para realizar registros o intercambios de mensajes. De esta manera, es posible afirmar que quien tiene spamtraps de esta categoría en sus bases de e-mails seguramente compró listas o realizo “barrido” (harvesting) en busca de e-mails..

Se nota que las direcciones de spamtraps no generan rebotes (errores). Existen y reciben e-mails normalmente. También es importante que tengas en cuenta que los nuevos spamtraps nunca realizan aberturas o hacen clics de mensajes.

Además, no se deje engañar, pensando que direcciones spamtraps  son fáciles de controlar. No son. También no son direcciones sin sentido como “fh9sow4bn98v@e-mail.com”.  Se someten a las direcciones “encima de toda sospecha”.

Cuando realiza un envío a una dirección spamtrap (o spamtrap hit)   has deteriorado gravemente tu reputación con una caída abrupta de puntuación SenderScore y también pasa a ser una lista de blacklist, sufrimiento bloqueos en los envíos futuros de e-mail marketing.

Spamtraps reciclados

Puedes estar pensando en este momento: “No compro bases de e-mails, entonces no puedo poseer spamtraps”. En este caso, no es correcto. Lo correcto seria afirmar que, puesto que no compro bases, no tengo nuevas spamtraps. Pero hay una segunda categoría de spamtraps con la que debes permanecer atento:  spamtraps reciclados.

Además de la lucha contra el spam, los proveedores deben asegurarse de que te estás dirijiendo a direcciones de correo electrónico que realmente tienen interacción (engagement), después de todo, e-mails enviados a los destinatarios que no leen, no generan la interacción, tampoco  medios de exibición  y sólo ocupan espacios en los datacenters

Por lo tanto, los proveedores de e-mails hacen uso de los spamtraps reciclados: son direcciones de correo electrónico que ya han pertenecido a un usuario, realizaran registro ,interacción con e-mail marketing , los intercambios de mensajes, pero en algún momento, fueron abandonados o cerrados. Entonces, ellos son reactivados por los proveedores y monitoreados para saber quién continúa realizando envíos para esas direcciones.

Al realizar envíos a estas direcciones, los proveedores pueden iniciar procesos de encaminamiento masivo de mensajes para la basura electrónica (carpeta spam) o incluso realizar bloqueos en sus campañas futuras de e-mail marketing.

Para evitar que estas direcciones formen parte de tus bases de e-mails, elimina las direcciones que no tengan ningún engagement hace más de 3-6 meses.

 

2- Scraped e-mails

El origen del término es en Inglés, el verbo “to scrape”. Es una técnica spammer utilizada para construir listas de correos electrónicos, teniendo en cuenta los nombres más comunes utilizados en los corporativos, como  ventas@, webmaster@, financiero@, etcétera

Con esta lista de nombres, el spammer recurre  a todos y cualquier domínio posible, haciendo que la combinación de cada domínio con los nombres disponibles. Por ejemplo, imagine un dominio @scrape.br. Con la lista de nombres citada arriba, tendríamos, entonces, ventas@raspar.br, webmaster@scrape.br y financiero@scrape.br. ¿Vio cómo funciona?

Luego, en posesión de los nombres más comunes y una gran variedad de dominios, el spammer es capaz de crear una base de correo electrónico gigantesca y por más  que muchos de ellos sean no válidos, aún es posible acertar muchas direcciones

El problema es que los proveedores supervisan estas direcciones y muchos de ellos son considerados spamtraps.

Por esta razón no se recomienda  enviar a direcciones coorporativas cuyos nombres sean muy comunes y genéricos, tal como ventas, finanzas y muchos otros. El ideal para los corporativos es que sus destinatarios sean personas, no departamentos. Un ejemplo, sergio@scrape.br, sería un e-mail interesante, pues sabrías exactamente quién es el destinatario

Hay otras razones para evitar scraped e-mails. Para obtener más información, recomendamos leer nuestro artículo sobre e-mails: : https://www.safetymails.com/blog/o-que-sao-scraped-lists-e-como-elas-podem-prejudicar-seus-resultados/

3- E-mails descartables

Hay una categoría de e-mails que sirve para enganar al double optin  (cuando el destinatario debe confirmar el registro a través de un e-mail con link de activación).

Estos e-mails son conocidos por diversos nombres, como descartables, temporales o disposable..

Su característica principal es su carácter transitorio, perecedero. En otras palabras, estos correos electrónicos funcionan sólo durante unos minutos u horas. Ellos sirven para que el usuario pueda realizar un registro con confirmación, pero, sin precisar registrar su e-mail personal.

Para quien recibió el registro, todo parece normal, pues el registro fue confirmado a través de un link enviado por e-mail que fue correctamente activado.

El problema es que, pasado el período de algunos minutos u horas, el correo electrónico se vuelve no válido y por lo tanto genera un bounce para el remitente. Y, como ya sabes, los no válidos generan bloqueos, ¿no es verdad?

Si quieres saber más acerca de los e-mails descartables, recomendamos la lectura de este artículo de nuestro blog (en portugués): https://www.safetymails.com/blog/e-mails-descartaveis-agentes-duplos-que-enganam-seu-double-opt-in/

4- E-mails genéricos

Muy similar a los scraped emails, las direcciones genéricas son en realidad aquellos e-mails cuyos destinatarios no son personas, sino entidades genéricas. Por ejemplo, en lugar de un e-mail claudia@petshopejemplo.com.br, tendrías un e-mail petshop@petshopejemplo.com.br

Aunque la posibilidad de problemas aquí es infinitamente menor, es importante que monitorees tus inscripciones porque esos e-mails suelen ser abiertos por diferentes personas a lo largo del tiempo. Hoy, quien cuida el e-mail es Claudia. Mañana, Claudia podrá seguir para otra empresa y el e-mail ser asumido por José, que no se inscribió para recibir tus e-mails y, por lo tanto, no sabe de su existencia. Al recibir un nuevo e-mail, José puede reportarlo como spam

5- E-mails sin engagement

¿Has visto que los correos electrónicos que quedan mucho tempo sin engagement  pueden llegar a ser spamtraps reciclados. Y eso sería un problema suficiente para que consideres seriamente eliminar e-mails de más de 3 (hasta 6) meses sin interacción.

 

Pero, incluso si el número de e-mails que se convierte en spamtraps reciclados es muy pequeño en comparación con el número total de e-mails sin engagement  en sus campañas, hay otra fuerte razón para eliminar estos e-mails de su base: la capacidad de entrega.

Uno de los principales factores que los proveedores tienen en cuenta en sus algoritmos para reenviar sus e-mails para el inbox o para el spam es el total de engagement (aperturas) que sus campañas tienen.

Si tienes un alto número de destinatarios que no abren sus correos electrónicos, estás siendo perjudicado su engagement. En consecuencia, más de tus correos electrónicos correrán el riesgo de ser encaminados al  spam.

La cuenta es simple. Imagina dos escenarios, A y B, con el mismo número de aberturas (100). Tu base total cuenta con 224 e-mails sin engagement  en un total de 1000 correos electrónicos. La campaña A ha enviado todos. La campaña B eliminó estos 224 antes de enviar. En una cuenta simple, la campaña A tuvo un 10% de engagement  (100 en 1.000). La campaña B, el 12,89% (100 en 776 – pues 224 e-mails sin engagement fueron removidos).

 

6- Junk emails

Existen algunos e-mails que también pueden ser perjudiciales para tu e-mail marketing por varias razones y por lo que le recomendamos que trate de quitarlos de tus bases.

Secuencias numéricas

Existen diversos e-mails que son simplemente secuencias numéricas, tales como 456789765@e-mail.com. ¿Existe la posibilidad de que sean e-mails de usuarios reales? Claro que sí. Sin embargo, pueden ser sólo repositorios secundarios usados ​​sólo para recibir e-mails “desinteresantes”. Luego, el engagement será bajísimo o ninguno.

Muchos de estos e-mails numéricos también sirven al sistema bancario. Como las normas de uso de correos electrónicos para este mercado es muy rígida, raramente estos e-mails recibirán sus mensajes (debido al fuerte filtro antispam) o ellos seran ignorados.

Malas palavras

Muchas personas suelen realizar registros con e-mails que utilizan palabras de bajo nivel o palabrotas, además de términos de cuño sexual. Si es posible, quite todos estos e-mails de su base.

Como los sistemas antispam también tienen filtros de palabras cuando se entregan tus e-mails, ellos podran accionar estos mecanismos de bloqueo y perjudicar sus campañas.

 

7- E-mails de sistema

Con el crecimiento del e-commerce, los e-mails transaccionales se han vuelto muy comunes. No es difícil recibirlos como “system@e-mail.com”, “noreply@e-mail.com”, entre otros.

Como estos pertenecen a sistemas automatizados de envío, en la mayoría de los casos no habrá nadie que responda o interactúe con estos mensajes.

8-E-mails con histórico de bloqueos

Este es otro tipo de e-mail que necesita ser analizado con critério. No son e-mail no válidos, pero tienen una historia de bloques anteriores.

Muchas de las herramientas de e-mail marketing hoy en día, incluso comenzaron a clasificar estos e-mails como hard bounces (e-mails no válidos o hard bounces),  como MailChimp, RD Station, Hubspot,  entre muchos otros, como se puede ver en este artículo, donde damos mayores detalles: https://www.safetymails.com/blog/e-mail-valido-ou-hard-bounce-mudando-conceitos/

Por eso, esté siempre atento.

Cómo evitar que estos e-mails estén en tus bases

El mundo ideal es eliminar el 100% de los e-mails problemáticos de tus bases de envíos para que tengas una excelente reputación y el mínimo de problemas generados por causa de la gestión de bases.

Cada tipo de e-mail tiene una solución. Vamos a separar las soluciones en dos tipos:

  • Bases de validación y verificación:en este caso, una herramienta como SafetyMails puede identificar y eliminar una gran parte de los correos electrónicos potencialmente perjudiciales a la reputación. Son ellos:
    • No válidos
    • Spamtraps
    • Scraped emails
    • Descartables
    • Junk
  • Análisis local: aquí, es necesario  cruzar tus datos históricos de envio y tus datos locales de las bases de e-mails:
    • Direcciones genéricas
    • E-mails sin engagement desde hace mucho tiempo
    • E-mails del sistema
    • E-mails con histórico de bloqueos

Si deseas validar y comprobar tus bases de e-mails, se recomienda utilizar SafetyMails, una de las Startups MarTechs más innovadoras de Brasil, de acuerdo com Liga Insights. Abra una cuenta gratuita y reciba 100 créditos gratis para probar.

 

 

Share this post